Cantar a pleno pulmón. Pisar el césped con los pies descalzos. Comer nocilla con los dedos de las manos. Hacerte gritar. Los besos de esquimal. Y los de mariposa. Reir hasta que me duela la barriga. Bailar bajo la lluvía. Saltar más alto que nadie. Tirarme a la piscina con ropa. Hacerme pasar por guiri. Ser feliz. Poner la música alta hasta que se quejen los vecinos. Viajar. Quitarte la ropa. Leer la Sombra del Viento. Que me hagas cosquillas. Subir en montañas rusas. Perderme por el bosque. Desayunar donuts de chocolate. Escuchar los susurros del viento. Coleccionar secretos. Las tardes de invierno. Subir hasta el cielo. Comerte a besos. El sonido de la lluvia. Patinar sobre el hielo.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Escuchaba "help" 15 veces al día.

Un millar de discos de vinilo rotos, esparcidos por el frío suelo. Un millar de lágrimas, esparcidas junto a los discos. Ella se ahogaba en la lluvia de sus pestañas. Y aunque cueste creerlo, no era por los vinilos. 
Sí, cuesta creerlo porque Bella era fanática de todos y cada uno de esos vinilos, los escuchaba una y otra vez, junto a Eric, claro. 
Pero ahora él ya no estaba, y sus vinilos no importaban, porque no volvería a escucharlos a su lado. Intentaba respirar pero todo olía a él. Y se ahogaba más y más en la lluvia de sus pestañas.
Eric, sabías que Bella no podía vivir sin ti. ¿Por qué te fuiste?

1 comentario:

Maria H. Sanchez dijo...

espero que no se haya ido para no volver =(