Cantar a pleno pulmón. Pisar el césped con los pies descalzos. Comer nocilla con los dedos de las manos. Hacerte gritar. Los besos de esquimal. Y los de mariposa. Reir hasta que me duela la barriga. Bailar bajo la lluvía. Saltar más alto que nadie. Tirarme a la piscina con ropa. Hacerme pasar por guiri. Ser feliz. Poner la música alta hasta que se quejen los vecinos. Viajar. Quitarte la ropa. Leer la Sombra del Viento. Que me hagas cosquillas. Subir en montañas rusas. Perderme por el bosque. Desayunar donuts de chocolate. Escuchar los susurros del viento. Coleccionar secretos. Las tardes de invierno. Subir hasta el cielo. Comerte a besos. El sonido de la lluvia. Patinar sobre el hielo.

domingo, 2 de enero de 2011

Después de 14 años, seguimos como siempre.


-Pequeña, ¿recuerdas cuándo jugabamos al escondite?
-Claro que me acuerdo, odiaba, odio y odiaré ese juego.
-¿Por qué?
-Porque nunca me gustó tener que esconderme de la persona más importante de mi vida.

2 comentarios:

Juli dijo...

¡Que bonito!
Me ha encantado :)
Un besito

Maria H. Sanchez dijo...

bnita entrada! voy a seguir cotilleando, pero antes de despedirme quería invitarte a mi baúl,por si quieres compartir algún sueño con todos los amigos de Coquette.
te esperamos!
hasta pronto =)