Cantar a pleno pulmón. Pisar el césped con los pies descalzos. Comer nocilla con los dedos de las manos. Hacerte gritar. Los besos de esquimal. Y los de mariposa. Reir hasta que me duela la barriga. Bailar bajo la lluvía. Saltar más alto que nadie. Tirarme a la piscina con ropa. Hacerme pasar por guiri. Ser feliz. Poner la música alta hasta que se quejen los vecinos. Viajar. Quitarte la ropa. Leer la Sombra del Viento. Que me hagas cosquillas. Subir en montañas rusas. Perderme por el bosque. Desayunar donuts de chocolate. Escuchar los susurros del viento. Coleccionar secretos. Las tardes de invierno. Subir hasta el cielo. Comerte a besos. El sonido de la lluvia. Patinar sobre el hielo.

viernes, 1 de abril de 2011

Sueños imposibles.

self-destructive fool


Solo quiero tenerte para que me beses, me acaricies y me digas una y otra vez que me quieres. 
Para dar esos paseos por el parque que tanto te gusta, agarrada de tu mano, sin que me sueltes y comer regalices hasta hartarnos.
Pero no. Eso sólo son sueños imposibles que no se harán realidad por mi inseguridad, mis miedos y por tu forma de ser.

                              

                                                                                                                      Ya hasta tengo miedo a soñar.



2 comentarios:

Coleccionista de sueños imposibles dijo...

Antes te diría que no hay sueños imposibles, que hay que luchar por ellos... El tiempo me ha enseñado que hay sueños que por posibles que parezcan, son inalcanzables.
Te sigo, me ha encantado el blog :)

Erika dijo...

yo tambien creia que todo podia volverse realidad,quizas si que sea asi pero por ahora todos tenemos nuestros sueños imposibles! me encanta :)
un beso